LO ULTIMO

Mitos y realidades sobre el uso de los tampones


La utilización de tampones es absolutamente segura. Se trata de material estéril y además existen de diferentes tamaños y modelos para que cada mujer o cada adolescente pueda elegir aquel que se adapte mejor a su cuerpo y a sus necesidades.

Sobre los tampones se han vertido algunos mitos y  leyendas que no tienen ninguna base. Es importante saber que no tienen ningún efecto sobre el cuerpo femenino más allá de su función de absorber el flujo menstrual.

A continuación 6 mitos y  verdades relacionadas con su uso:

-¿Perderé la virginidad?: Falso. El himen en condiciones normales es una membrana elástica con perforaciones que permite la salida de la sangre durante el periodo y la entrada de tampones sin romperse o producir dolor.

-Se debe cambiar el tampón cada vez que se entra al baño: Falso.  El conducto por el que sale la menstruación y por el que sale la orina son diferentes y no se comunican entre sí. Se puede ir al baño con total tranquilidad.

- ¿Se puede meter en la piscina con tampón? Sí. Por ser absorbentes que se usan en el interior del cuerpo de la mujer, son ideales para planes que exijan total discreción. El tampón absorbe el flujo desde el interior de la vagina evitándose manchas en el traje de baño.

-El tampón obstruye la salida de la menstruación: Falso. El tampón no retiene la menstruación, la absorbe como las toallas higiénicas.

-¿Es doloroso introducir el tampón? : Falso.  El uso de tampones no es doloroso, en algunas ocasiones es posible sentir alguna incomodidad al momento de insertarlo, pero se puede explorar poco a poco cuál es la posición que  facilita introducirlo y con la que uno se sienta más cómoda.

-El tampón debe usarse a partir de los 20 años: Falso. Todas las mujeres, incluso desde la primera menstruación pueden usar tampones. 

Fuente: www.nosotras.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Guia Prehospitalaria News Designed by Templateism.com Copyright © 2017

Con la tecnología de Blogger.