Pequeño chip de ultrasonido implantable para monitoreo fisiológico



Investigadores de la Universidad de Columbia han desarrollado un chip implantable microscópico para la monitorización fisiológica. Tiene un volumen total de menos de 0,1 mm3. Para poner eso en perspectiva, el chip es tan pequeño como un ácaro del polvo y solo se puede ver con un microscopio. El objetivo de esta investigación fue crear dispositivos que se puedan inyectar con una aguja hipodérmica estándar y que luego transmitan sus lecturas de forma inalámbrica a pantallas externas como monitores de pacientes y teléfonos inteligentes. 

El equipo de Columbia utilizó ultrasonido aplicado externamente a través de un generador de imágenes de ultrasonido convencional para alimentar y comunicarse con su implante

Los implantes médicos ofrecen enormes beneficios en términos de seguimiento del paciente. Los investigadores están desarrollando una serie de dispositivos de este tipo para controlar varios parámetros biológicos, desde los signos vitales hasta los niveles de glucosa. Sin embargo, al igual que con otros dispositivos electrónicos, el progreso tecnológico generalmente se combina con la miniaturización, y en el campo de los implantes médicos, los más pequeños no solo son más elegantes, sino que también ayudan a facilitar la implantación y minimizar los efectos secundarios.

Los investigadores informan que han creado el sistema de chip único más pequeño del mundo. El dispositivo utiliza ultrasonidos como fuente de energía y para comunicarse con un dispositivo externo. El equipo eligió esta modalidad porque la longitud de onda de las ondas electromagnéticas es demasiado grande para funcionar con un dispositivo tan pequeño, mientras que la longitud de onda del ultrasonido es mucho menor a una frecuencia determinada.

La versión actual del dispositivo mide la temperatura corporal, pero la tecnología tiene el potencial de monitorear una variedad de parámetros biológicos. Hasta ahora, los investigadores han demostrado que los implantes pueden controlar la temperatura corporal en ratones y esperan desarrollar la tecnología hasta el punto en que pueda usarse en pacientes humanos.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente