El Gobierno despliega al ejército al no lograr alcanzar un acuerdo salarial con personal ambulancias


Reino Unido.- Enfermeras, carteros, transportistas, y ahora, personal de ambulancias. Las huelgas se extienden por Reino Unido y desde este miércoles son las ambulancias las que no dan servicio si no les suben el sueldo a conductores, paramédicos y controladores de llamadas.

Concretamente, 750 militares están preparados para sustituirlos al frente de las ambulancias, aunque sin permiso para encender la sirena o saltarse los semáforos en rojo, más los numerosos taxis contratados por el gobierno.

El ministro británico de Sanidad, Steve Barclay, ha pedido a la población tener "sentido común" a la hora de hacer actividades para evitar situaciones de riesgo en este momento en el que las ambulancias no prestan servicio con normalidad.

El sistema estará hoy una presión muy fuerte. Le estamos diciendo al público que ejerza su sentido común en cuanto a las actividades que realizan, teniendo en cuenta las presiones que hay sobre el sistema, declaró Barclay a la cadena Sky News

Si bien habrá servicios mínimos, únicamente atenderán llamadas de emergencias consideradas de "categoría uno", en las que un paciente tiene un inmediato riesgo de muerte. Aquellas que pertenecen a la "categoría dos", clasificadas por el sistema sanitario como "enfermedades graves, como accidentes cardiovasculares o dolor en el pecho, que pueden requerir atención y transporte urgente", incluyendo quemaduras, ataques de epilepsia y caídas, ya no serán atendidas.

Las autoridades han pedido a la población que, en caso de necesitar asistencia urgente, que primero lo solicite a través del servicio de emergencia por internet y evite hacer la llamada telefónica.

Los militares fueron desplegados este miércoles para prestar ayuda, si bien sus labores están siendo limitadas, ya que únicamente pueden realizar traslados y no tienen capacidad para facilitar asistencia médica.

Esta protesta se suma a las convocadas este mes por otros sectores en demanda de mejoras laborales para hacer frente al fuerte incremento del coste de la vida en el Reino Unido, donde la inflación se situó en noviembre en el 10,7%.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Prehospital Group