Reducir Algunos factores para evitar Colisiones de Ambulancia



Los factores asociados con colisiones de ambulancia no son diferentes de los de la población general de conductores, aunque a veces son exacerbados o influenciados por la naturaleza del trabajo del SEM. 

La fatiga afecta a todos, especialmente a aquellos quienes trabajan largos turnos o en medio de la noche. Algunas publicaciones recientes de estudios de investigación revisados por compañeros han demostrado que no sólo aproximadamente la mitad de los proveedores del SEM reportan síntomas de fatiga severa, si no que también los proveedores SEM somnolientos o fatigados son sustancialmente más propensos a salir lesionados en el trabajo, cometer un error médico, o presentar un comportamiento que comprometa la seguridad mientras conducen.

Los defectos en el equipamiento pueden ocurrir en una ambulancia, como pueden hacerlo en cualquier vehículo (como en la suspensión o sistema de frenos) o en componentes especiales de misión crítica de una ambulancia (como los sistemas de calefacción y aire acondicionado o los dispositivos de sujeción). Si usted piensa que un componente crítico de su ambulancia no está funcionando adecuadamente, reporte esto inmediatamente a su administrador operativo.

Hay varias cosas que se puede hacer para prevenir lesiones y fatalidades en las colisiones de ambulancia, desde permanecer descansado hasta usar técnicas de conducción segura. Pero los pasos más fáciles son: 

Siéntese y abroche el cinturón de seguridad:  Sentarse en un asiento apropiado y utilizar el cinturón de seguridad puede reducir significativamente la probabilidad de lesión en una colisión incluso durante una maniobra repentina (como frenado brusco), y puede reducir la gravedad de la lesión tal evento. Cuando usted se lesiona en una colisión de ambulancia, esto puede tener efectos devastadores en usted, su familia, sus colegas y sus pacientes. 

Asegure todo el equipo: En una colisión o durante una maniobra de emergencia, los elementos no asegurados pueden volverse misiles peligrosos y causar serias lesiones hasta la muerte. 

Asegúrese que todos, sus pacientes y sus colegas, estén apropiadamente asegurados: No tenga miedo de hablar. Usted podría salvar la vida de su compañero. 

Publica un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente