Flashover y Backdraft, dos fenómenos curiosos que todo bombero debe conocer



Los términos Flashover y Backdraft dos fenómenos que pueden tener lugar cuando se produce un incendio:

El Flashover, podría definirse como un aumento de la velocidad de propagación de un incendio de manera repentina dentro de una habitación debido a la súbita combustión de los gases que se encuentran acumulados justamente debajo del techo, generando la consecuente ignición de todos los materiales combustibles del recinto que hasta entonces no habían sido prendidos, como consecuencia de la radiación generada. 

Se trata de algo muy peligroso puesto que dichas radiaciones pueden alcanzar hasta 170 kW/m², temperatura que una persona no es capaz de soportar ni si quiera estando equipado con un traje especial de bombero.


El Backdraft se produce cuando un espacio confinado no dispone del oxígeno suficiente para comenzar la ignición, pero sí de gases y humo combustibles con una temperatura cada vez más elevada. Si en este caso se introduce repentinamente una determinada cantidad de oxígeno al lugar presurizado con estos gases calientes, se origina una fuerte explosión. 


Como queda latente en ambas definiciones, la principal diferencia entre un flashover y el backdraft es la cantidad de oxígeno presente en el ambiente. En el primero existe una cantidad de oxígeno adecuada para la combustión, de manera que el incendio arde libremente. Por el contrario, en el segundo no existe suficiente oxígeno para provocar un fuego activo.

Fuente: eurofesa - vkmag - reengineering

Publica un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente