Los paramédicos se deshacen de mascarillas por respiradores de alta tecnología


CANADA.- El Servicio Paramédico de Ottawa está reemplazando las mascarillas y los protectores faciales desechables N95 que usan los paramédicos por respiradores purificadores de aire.

Los respiradores, que consisten en una mascarilla colocada en un casco con una manguera de aire unida a una unidad de filtración en el cinturón de un paramédico, eliminarán el desperdicio de máscaras y protectores faciales, dijo Emily Fullarton, oficial de información pública del Servicio Paramédico de Ottawa.

El nuevo equipo también evitará que los paramédicos sean vulnerables a una posible escasez de máscaras y escudos.

El Servicio Paramédico de Ottawa ha comprado 600 de las unidades conocidas como PAPR por $ 1,19 millones, dijo Fullarton.

Aunque los PAPR requieren una mayor inversión inicial, el costo es significativamente menor cuando se distribuye a lo largo de la vida útil de la unidad de cinco a diez años. La seguridad de nuestros paramédicos y el público siguen siendo nuestras principales prioridades.

Actualmente, los paramédicos de Ottawa desechan 600 máscaras N95 y 200 protectores faciales todos los días. Los respiradores purificadores de aire motorizados, incluidos los protectores faciales, son reutilizables, eliminando el desperdicio diario.

También permiten que las personas que dependen de la lectura de labios o las expresiones faciales comprendan mejor a los hablantes y se comuniquen de manera más eficaz con los paramédicos.

Publica un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente