7 Herramientas que te ayudarán a lidiar con la procrastinación

Crismel Morel Pujols Licda. Psicología Clínica
Diplomado Neuropsicología



La procrastinación se define como la forma que tiene el ser humano de posponer las tareas, compromisos, actividades y aquellas situaciones que ameritan atención en un tiempo determinado, donde las sustituye por otras actividades que en el momento son totalmente irrelevantes.

Los estudiantes tienden mucho a utilizar la procrastinación cuando tienen tareas pendientes en la escuela o universidad, lo que hacen es desviar su atención al celular, videojuegos o alguna otra actividad que no esté ligada a la tarea, teniendo como consecuencia luego la irresponsabilidad y en ocasiones, manejar un alto nivel de estrés a la hora de entregar.

Aquí te dejo algunas herramientas que te ayudarán a evitar la procrastinación

1. Organiza tu horario: enlista tus actividades por prioridad y agrado, luego elige el tiempo que necesita cada una, teniendo en cuenta tu hora de descanso entre cada actividad, así evitas el cansancio físico.

2. Coloca el plazo de cada actividad: cada una requiere de un tiempo límite, entonces a cada una colócale un plazo fijo en que estés seguro que a esa fecha ya estarás listo y podrás entregar, así estarás desocupado y dispuesto a cumplir el tiempo de las demás actividades. Verás que tu nivel de compromiso y responsabilidad irá en aumento y beneficio para ti.

3. Incluye tiempo de descanso: entre cada tarea incluye al menos un tiempo de 20-25 minutos de descanso. Este tiempo se lo dedicas a terapia de relajación (ya sea salir a tomar aire fresco, tomar café o chocolate, moverse de lugar, etc.), terapia de estiramiento y comer, principalmente nutrientes que te brinden energía.

4. Trabaja tu motivación intrínseca: cuando finalices cada tarea o actividad, ¡prémiate! con algo sencillo, algo que desees en el momento como, por ejemplo, comida, salidas o compras. Eso que en el momento te haga sentir bien y cómodo.

5. Conoce las consecuencias: algunas actitudes traen consecuencias irreversibles, como malas calificaciones, atraso en una materia, irresponsabilidad en el trabajo, etc., evítalas y enfócate en ese momento que le dedicas a esas tareas, no dures el día completo realizándolas.

6. Decir no puedo: en el momento donde aparezcan distractores decir “NO” es una buena opción, querer quedar bien con todos e interrumpir tus actividades harás que te atrases y no podrás cumplirles a todos al mismo tiempo.

7. No tiene que quedar perfecto: hacer las cosas “perfectas” genera mucho estrés, realiza tus actividades de la mejor forma para ti, siempre recordando las pautas de cada una y el tiempo que te coloquen para la entrega. Querer ser perfeccionista solo consumirá tiempo y energía, con lo que lograrás un desgaste físico.

Recuerda tu compromiso, por lo que estás trabajando en ese momento y la satisfacción cuando finalices y te des cuenta que tu esfuerzo valió.

Publicar un comentario

Artículo Anterior Artículo Siguiente
Prehospital Group